El Monje en Llamas por Modo-M

El Monje en Llamas por Modo-M

Muchas veces, hacer nocturnas no es sólo buscar una buena localización, muchos grupos de fotógrafos se reunen para crear escencas, utilizar efectos de luz y fuego y poder así crear escenas mucho más complejas. En este caso Sergio Valero nos cuenta la realización de esta fantástica fotografía a cargo del grupo Modo-M Fotógrafos de Alicante.

Suena el móvil, me acerco a la mesa y veo que el grupo de whatsapp de Modo-M se pone en marcha….

- Salimos esta noche?

- ok, hora y lugar?

- 20:30 en la gasolinera

- hay algo pensado?

-Sí…. Esta noche será terrorífica….

-Vamos!

Empieza el protocolo; cargar baterías, comprobar las pilas, buscar las linternas, preparar el trípode, vaciar tarjetas….Busco el objetivo angular y lo calzo a la cámara…. Me acerco de nuevo al móvil y leo varios mensajes que auguran que será una noche diferente, y con buenas vibraciones…. en esos instantes deseo que llegue la noche.... Esa noche decidimos acudir a una localización muy interesante, es una vieja Ermita abandonada que los locales la llaman “Ermita Nova Chapitel”. Está situada en las faldas del barranco Monnegre, la edificación está en ruinas y posee la fachada dañada y vieja. Todo esto crea un entorno ideal para realizar fotografía nocturna y disfrutarla… La noche era cerrada, y fría, y decidimos realizar algo distinto, queríamos preparar una escena para contar una historia, una historia de un monje solitario que vive en una ermita con llamas en su interior.

Tras varios “brainstormings” ( lo que en se llama vulgarmente...bocatas, cervezas, chistes malos, y otras cuestiones estelares…) decidimos la escena, y la manera de ponerla en marcha. Mientras lo discutimos observo que nivel de los bocatas de los compañeros va aumentando exponencialmente en cada quedada.... Atrás quedaron los bocatas secos de jamón serrano.... Ahora los compis se traen salsas caseras para mojar las papas, cervezas de importación, y varios manjares que nos hacen plantearnos no sacar las cámaras, y seguir de charreta con risas e historias....

Una vez que acabamos el festín, el cielo empieza a darnos una tregua y las nubes se marcharon como si nos hubieran escuchado.... En ese momento nos organizamos para montar la composición, y ejecutar la escena. Para ello, necesitamos ponernos manos a la obra cinco personas.....

  • Un compañero asumió el rol de personaje principal, y quizás el más incómodo: el monje, que se disfrazó y tuvo que estar inmóvil durante 83 segundos que duró la exposición.
  • Un segundo compañero tuvo la misión de iluminar la parte derecha de la casa y al monje con una linterna cálida.
  • Otro fotógrafo colaboró iluminando la fachada donde se encontraba el monje, también con una linterna cálida y el árbol que hay enfrente del mismo.
  • El cuarto colega sé escondió detrás del monje con la lana de acero preparado para quemarla cuando se le dé el aviso. Este papel era el más peligroso porque corría el riesgo de quemarse.
  • Por último necesitamos a uno de nosotros que coordinara al grupo y pulsara los intervalómetros de los compañeros.

Y así pasamos la noche fría, haciendo pruebas, iluminando una historia que espero que os haya gustado. Así es la fotografía nocturna, y así es el trabajo en equipo de Modo-M.

Saludos.

DATOS EXIF-TECNICOS

Autor

Sergio Valero

Compartir artículo

Comentarios (0)

Dejar un comentario